Máscara ProEar

By 20 abril, 2016Buceo, General, Material

El año pasado sufrí muchas molestias propias de una otitis aguda, tras varias visitas al médico especializado del que disponemos en la zona, el Doctor Adel Taher, toda una eminencia en cuanto a medicina del buceo se trata, él trató y curó todas mis molestias. Una vez recuperada al cien por cien, decidí volver a visitarlo y ver qué opciones tenía para prevenir este tipo de enfermedad de nuevo.

Él me explico que las otitis son algo que va muy unido al buceo ya que el agua no es nuestro medio y la permanencia de agua residual en nuestros oídos puede irritar la piel, facilitando la proliferación de bacterias que invaden el conducto auditivo y provocan una infección. Él me recomendó que intentara mantener mis oídos lo más secos posibles, que tras una inmersión simplemente aclarara con agua dulce los oídos y los secara por la parte exterior con una toalla limpia. Y que si era posible y lograba adaptarme usara el modelo de máscara ProEar, una máscara de aspecto poco usual pero que realmente él encontraba muy funcional. Proear 3

Así que me puse manos a la obra y en menos de una semana me hice con una de ellas. A simple vista es una máscara grande, de doble cristal templado y en concreto la mía es de silicona negra hipoalergénica (aunque también se encuentra en otros colores). En la parte superior a ambos lados de cada cristal sobresalen unos conductos tubulares que conectan directamente con dos orejeras, estas cubren completamente el oído protegiéndolo y manteniéndolo seco. Los tubos son de compensación unidireccional y hacen que el aire pueda fluir desde la máscara a las protecciones de oídos para compensar la presión y eliminar el agua y al mismo tiempo que impide que se inunde la máscara en el caso se inundaran las protecciones de los oídos. Los compartimentos que mantienen secos tus oídos con forma de orejera son también de silicona y hacen que dentro se cree una cámara de aire y al aumentar la presión conforme descendemos durante una inmersión esta presión no comprime directamente el tímpano sino que la presión que llega es menor ya que a sido amortiguada por las orejeras. Proear 1

Los compartimentos u orejeras se ajustan bastante bien a la piel, solo hay que dedicar un minuto y algo de paciencia para retirar bien el cabello y así queda muy bien ajustada incluso casi llegando a tener sensación de ventosa. Para lograr una completa fijación los compartimentos disponen de una ranura en la parte superior por la cual pasar otra tira de máscara extra y que de esta manera nos quede más fija. También disponemos de una capucha propia para usarla con esta máscara, es una doble capucha en la primera sección de la capucha hay unas perforaciones donde colocar las orejeras y la segunda sección es una capucha estándar con la que además de protegernos ante bajas temperaturas también ayuda al sellado. En mi caso la elección de la capucha fue crucial, ya que sin ella a la hora de saltar agua en paso de gigante siempre se me desajustaban y me entraba algo de agua. proear 2

Una de las preguntas frecuentes que surgen al verme con la máscara, ¿y si se inunda la orejera? El vaciado del compartimento es más sencillo de lo que podemos pensar y similar a vaciar la máscara, soplando fuerte por la nariz y en el caso que tengas claro el compartimento inundado puedes pinzar suavemente con los dedos el conducto tubular contrario al del compartimento que notes con agua y expirar por la nariz. Proear 4

Al poco tiempo de bucear con ella y tras unos cuatro meses de usarla a modo de prevención tras mi pequeño “susto” me di cuenta que realmente funciona y tras haber vuelto a mi clásica máscara tortuga, que más que una máscara para mí es un signo de identidad, la ProEar se ha convertido en una indispensable en mi bolsa de buceo, la llevo siempre conmigo y al mínimo síntoma la volveré a usar.